Pronunciamiento sobre cobertura de un caso de abuso sexual infantil

El 3 de octubre de 2016 bajo el título “Declara en la sede judicial un hombre acusado por su esposa de violar a su hijo” el Canal 12 de Melo(Cerro Largo) difunde una entrevista a una madre y sus dos hijos, presuntas víctimas de abuso sexual.

La nota de 2:09 minutos de duración es realizada ante la sede judicial de Melo y es acompañada de un texto que dice :”De acuerdo a la madre del menor, su padre lo violaba desde que el joven tenía 10 años, además dijo que la hermana menor, una niña, también era abusada por el padre. Este es el testimonio del menor víctima y de la madre, la denunciante.” La nota fue difundida por el canal de la red social YouTube y fue compartida en la fanpage de Facebook del canal.

El Tribunal Arbitral de la Asociación de la Prensa Uruguaya – asistido por un comité especial – desea realizar consideraciones sobre esta cobertura a la luz del Código de Ética de la Asociación de la Prensa Uruguaya.

En primer lugar, el Tribunal destaca la importancia de que los medios de comunicación aborden estas situaciones teniendo en especial consideración la responsabilidad social del periodismo. Al mismo tiempo, deben ser motivo del mayor cuidado al momento de informar dado la situación de vulnerabilidad de las personas abusadas.
En el caso particular el entrevistador aborda a la denunciante, madre de las supuestas víctimas y la identifica plenamente. Si bien se trata de una persona mayor de edad, su filiación reconocida con la víctima permite conocer la identidad de los afectados.
Posteriormente, cuando la cámara enfoca a los menores presuntamente abusados, el colega aclara que se cubren los rostros para evitar la identificación, algo que resulta irrelevante porque en ese momento de la cobertura la madre ya hizo sus declaraciones a cara descubierta. A esto se suma que vive en una localidad pequeña donde hay más posibilidades de reconocimiento por parte del resto de la comunidad.

Pero además el periodista le pregunta explícitamente a los entrevistados en qué zona viven, lo que da aún más detalles para su identificación.

En cualquier cobertura periodística, los testimonios son un recurso legítimo y preciado pero en este caso  su realización contradice el ejercicio ético del periodismo cuando se vulneran derechos de las personas involucradas, tal como sucede en este caso.
El artículo 16 del Código de Ética Periodística señala: “Los periodistas deben respetar la privacidad de las personas. El derecho a la información de los ciudadanos prevalecerá sólo cuando se viera afectado un bien de la comunidad o el interés público por un aspecto relacionado con la intimidad de una persona involucrada de manera directa en el asunto que es objeto de la cobertura.
En la nota el adolescente es consultado por el periodista sobre la cantidad de veces que habría sido violado y si era homosexual, información que es irrelevante, atenta contra la privacidad del joven y contradice los artículos 22, 40 y 41 del código. ( 1)  se reproducen al final
Las características de la cobertura, el abordaje del tema y la difusión de testimonios de las víctimas, viola además disposiciones del Código de la Niñez y la Adolescencia y de la Convención Sobre los Derechos del Niño, tratado suscrito por Uruguay. De este modo, los periodistas también desconocen el artículo 38 del Código de Ética que recomienda: “Quienes cumplen funciones periodísticas deben conocer los convenios, acuerdos internacionales y leyes nacionales que promueven los derechos de niños, niñas y adolescentes, cuando aborden temas vinculados a ellos”.

Por lo dicho antes este tribunal recomienda a quienes ejercen periodismo extremar las precauciones al relatar hechos de abuso, especialmente los que involucran a niños, niñas y adolescentes, evitando entrevistar a las víctimas para que no vuelvan a revivir la situación.
También es fundamental evitar la difusión de cualquier dato que permita la identificación de la familia involucrada para no impedir una futura inserción social de las personas abusadas.

Se recuerda que la nota se encuentra en la red social de Facebook de Canal 12 de Melo y en el canal Youtube, modo en el que se continúan vulnerando los derechos de los afectados.

Además, este Tribunal y el comité especial de ética desea reafirmar que un periodismo de calidad tiene como principal función la información a los ciudadanos y el abordaje de los hechos y el lenguaje utilizado debe ser respetuoso de todas las personas que son objeto de la cobertura.

( 1)  Artículo 22: “En el caso de coberturas periodísticas de crímenes, tragedias o accidentes, los periodistas de en ser respetuosos del dolor ajeno, evitando testimonios que re victimicen a las personas en situación de vulnerabilidad. Tampoco deben obtener de modo inconsulto imágenes o audio de las personas involucradas en hechos violentos.”

Artículo 40: “Se evitará la formulación de preguntas, actitudes o comentarios que puedan representar un juicio hacia los niños, niñas y adolescentes, que sean insensibles a sus valores culturales, que los pongan en peligro o los expongan a una humillación, o que reaviven el dolor y el duelo que sufren a causa de acontecimientos traumáticos.”

Artículo 41: “Se evitará identificar visualmente o de cualquier otra manera a niños, niñas y adolescentes en conflicto con la ley o que estén en situación vulnerable. En ningún caso deben proporcionarse sus nombres e imágenes cuando estén involucrados en actos criminales, ni siquiera por su nombre de pila, alias o apodo, así como tampoco identificar a víctimas de delitos sexuales cualquiera sea su edad. También se evitará divulgar datos que puedan comprometer la seguridad de las personas afectadas.”

Comparte esta noticia