Comunicado de la FIP sobre contratos de AFP

Bruselas, 11 de julio de 2016. – La agencia de noticias France Presse (AFP) impone desde hace algunas semanas contratos que implican la cesión total de los derechos de autor sin remuneración suplementaria a sus fotógrafos autónomos en los despachos fuera de Francia. La Federación Internacional de Periodistas (FIP) se rebela contra estas prácticas “inaceptables”, demanda una revisión inmediata del contrato tipo y pide a dichos profesionales que se abstengan de firmarlo en los términos actuales.

Numerosos fotógrafos autónomos de todo el mundo han filtrado a la FIP dudosas prácticas contractuales llevadas a cabo por el servicio jurídico de AFP en París y Nicosia (Chipre), con el fin de obtener la totalidad de los derechos de autor sin remuneración suplementaria de los fotógrafos y cámaras autónomos.

El nuevo contrato tipo les exige que concedan a AFP una licencia mundial, irrevocable y perpetua de la utilización de sus fotos y vídeos en todos los soportes, idiomas y formas, incluyendo los productos futuros. A la FIP le inquieta sobre todo que AFP justifique esta nueva práctica precisando que el salario recibido por los fotógrafos cubre la cesión de derechos de autor, lo cual es falso ya que se trata de dos remuneraciones diferentes.

“Denunciamos estas prácticas contractuales inaceptables”, ha expresado el presidente de la FIP, Philippe Leruth, “porque simple y llanamente privan a los periodistas de sus derechos de autor. Pedimos a AFP que revise inmediatamente las condiciones de explotación de las obras fotográficas y aconsejamos asimismo a los fotógrafos que no firmen ningún contrato con AFP ni con cualquier otro medio de comunicación que no tenga en cuenta la explotación posterior que se hará de sus fotos”.

AFP ya había intentado en el pasado una tentativa parecida para privar a los fotógrafos de carácter local de sus derechos de autor. La respuesta sindical permitió entonces desbaratar este burdo engaño, tras lo cual se firmó un acuerdo entre los fotógrafos franceses y las sociedades de autor SCAM y SAIF. El contrato denunciado por la FIP instaura por tanto una discriminación entre los fotógrafos que trabajan para AFP en territorio francés y aquellos que trabajan para la agencia en el extranjero.

La FIP insiste sobre todo en el hecho de que los derechos de autor sirven para remunerar la explotación de una obra, mientras que el salario atribuido al autor no cubre la prestación inicial. Una cesión de los derechos de autor sin remuneración suplementaria violaría la Convención Internacional de Berna de 1886, que ofrece a los autores (entre los que se incluye a los periodistas) los medios para controlar la manera, las personas y las condiciones bajo las cuales sus obras pueden ser utilizadas.
“Exhortamos a nuestros afiliados a que actúen con diligencia en el caso de que sus miembros les alerten de este tipo de contrato y a que condenen enérgicamente este tipo de farsas contractuales”, ha añadido Leruth.

La FIP desarrolla desde hace varios años una campaña contra los contratos expoliadores de derechos de autor.

Comparte esta noticia